THAT’S ENTERTAINMENT!!

Llevo unos días en que estoy tan clásico, que la película más moderna que he visto, ha sido Ciudadano Kane.
Que cosas, oye…

Pero es que vaya pelis las de antaño.
Para empezar, yo creo que si hacías una que durara menos de 2 horas y media, no valía.
Y la trama??
Tenía que ser espectacular, intrigante, llena de aventuras varias, con drama y mucho amor.
Lo bueno, es que todavía no había remakes, y todo era novedad (exceptuaremos Ben-Hur, y Los 10 Mandamientos, pero claro, esta última ya tenía el guión escrito…)

Como es posible que en el año 39 se rodase Lo que el viento se llevo, la cual vista actualmente, y tras haberla visto muchas veces, sigue siendo una peli fresca y sorprendente??
Ahí había calidad, sí señor, cosa que no se puede decir de la gran parte de las de ahora.
Si es que cada vez que veo a Escalata O’Hara levantando su mano llena de la tierra de Tara, poniendo a Dios por testigo, se me ponen los pelos como escarpias.

Y que me decís de Casablanca??
El mejor guion de la historia, sin duda.
“Cuál es su nacionalidad??”
“Soy borracho”
Esto no se puede mejorar, no fastidies.

Luego está mi película, “El hombre Tranquilo”.
Como diría uno de sus protagonistas, Michaleen Flyn, si hablase de ella:
“Impetuosa. Homérica!!”
Esa carrera a marchas forzadas de Sean Thorton arrastrando por las campiñas irlandesas a la pelirroja Mary Kate Danaher, en busca del rudo Will Danaher, no tiene precio, y mas con esa pegadiza canción de fondo “tan, tan, tan, tan, tan, tan, tararara tan, tan, tan, tan, tan, tan”.

El humor absurdo de los Hermanos Marx en “Una noche en la Ópera”, Gene Kelly cantando enérgicamente bajo la lluvia, o las guerras danzarinas de los Jets contra los Sharks.

Vale, cualquier tiempo pasado, siempre parece mejor, y estoy hablando exclusivamente de los clásicos, pero yo creo que en este caso, tengo algo de razón.
A las películas de ahora les falta ese encanto de las películas antiguas. Un encanto tal vez producido por el paso del tiempo, pero no me digáis que no molaba mucho más el Robin Hood de Errol Flyn, con sus mallas verdes rechiscantes, que Kevin Costner hecho un harapiento.
Para ver la realidad, ya está el telediario!!

Y quién fue más malo que James Cagney gritando aquello de “Mírame mamá, estoy en la cima del mundo” o quién defendió mejor la ley en el salvaje oeste que John Wayne??

Jamás, nadie volverá a ducharse tranquilo tras unas cortinas después de haber visitado el Motel Bates, ni obviará la presencia a nuestro alrededor de simples “Pájaros”.
El Empire State siempre seguirá esperando a que Deborah Kerr llegue al encuentro de Cary Grant a las 5 de la tarde cada 1 de Julio.
Y por supuesto, cada vez que se oiga el tintineo de una campanilla, sabremos que un ángel ha conseguido sus alas.

Por esto, y por mucho más, me atrevo a decir aquello de “El Cine, que gran invento”, (mucho mejor que el turismo, sin duda alguna).
Y si encima, ese cine es denominado clásico, para mí, mejor que mejor.

No querría despedirme sin antes hacer la mención de que por supuesto, no todo se quedó en el cine de la época dorada de Hollywood.
Gracias a Dios no.
Todavía se puede disfrutar de grandes actores y directores, pero…

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

(Visto 34 veces)

Post a Comment