TRAS UN AÑO EN LOS 40

No, no son los nuevos 30, y tampoco querría que lo fuesen. Los 40 son eso, los 40. Con sus pros y sus contras. Empezaron llenos de baches (tengo una serie de post de hace casi un año, demoledores), pero he de reconocer que están acabando realmente bien. Me han traído, por fin, una forma de ser...