DE HÉROES Y DE LOS QUE NO LO SON TANTO

  Esto que voy a decir, y lo hago habiéndome quedado huérfano a una edad en la que uno no debería adquirir esa licencia (que además es para siempre, sin necesidad de renovación cada cinco años), no quiero que se malinterprete. Pero como escribe mi amigo José Peláez aquí,  "Empiezo a llevar mal las muertes".   Por...