POSTUREO

«Hoy he venido aquí a hablar de mi libro»
Y ya de paso, a hacer una defensa velada del postureo (bien entendido).

Primero definamos postureo como el hecho de hacer algo simplemente por pensar que así somos, como decirlo, más especiales, más modernos, o más guays.
Comemos en los mejores restaurantes, bebemos en los mejores bares, viajamos a los mejores destinos… Además asistimos a los mejores eventos, a los mejores partidos de las competiciones deportivas (inclusos aquellas menos populares). Vamos al teatro, a la ópera, a grandes conciertos.
Y claro, tenemos que dejar constancia de que lo hacemos, porque si no, ¿para qué lo hacemos?, dado que al fin y al cabo en eso consiste posturear.

Y sí, ahora me diréis que qué hay de bueno en hacer estas cosas sólo por aparentar.
Pues en la pregunta está la respuesta.
Se HACEN cosas.

Otros muchos, entre los cuales yo me incluyo a veces, no las hacemos, ni para aparentar.
Y luego cuando se dejan de hacer y desaparecen porque nadie quiere invertir en cosas que no son rentables (os voy a abrir los ojos, el mundo se mueve por dinero), ponemos el grito en el cielo.

De esto, pueden surgir dos cosas:
Primero es que se pase de hacer algo por postureo a hacerlo porque realmente se le ha cogido el gusto o la afición. Y segundo, que dado que gente atrae gente, gracias a unos cuantos posturetas, igual se consigue que alguna actividad abocada a desaparecer pase a formar parte de la cotidianidad de cada uno.
Las costumbres hacen leyes, que me decían a mí en Constitucional, ¿no?

Me encanta que la gente lea por postureo. Que vaya a ver un partido por postureo. Que vaya a ver conciertos en los que ni siquiera conoce al grupo, por postureo. Eso significa que ha pagado por un libro, por una entrada o por material de propaganda de algún grupo, y que así conseguirá que los escritores sigan escribiendo, los artistas componiendo (soy un acérrimo perseguidor de la piratería, cual Saulo redimido por una luz salida del Cielo, tras haber comprendido que así no se llaga ningún sitio), y los clubes deportivos sigan existiendo

Así que ya sabéis, posturead. Posturead por encima de vuestras posibilidades si queréis, incluso, que seguro que algo positivo podremos sacar de ello.

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

P.D.: yo mismo, escribiendo un blog con máquina de escribir, que como sabéis no tiene corrector ortográfico, he mejorado mucho mi gramática y mi ortografía, que es algo que hemos descuidado en demasía.

*transcripción exacta de este texto:

Postureo-1

Postureo-2

(Visto 84 veces)

Comments

  • 01/06/2015

    Cristina

    Pues fijate que en lo de los conciertos no estoy yo muy de acuerdo (será porque el tema me toca de cerca, jeje). Desde mi punto de vista, se puede ir a un concierto sin conocer el grupo, sólo por el placer de escuchar música en directo, o por descubrir algo nuevo. El postureo está en hacerse «el guay» diciendo que conoces lo que no conoces. No sé si me explico…

    Pero estoy de acuerdo contigo: nos gusta que no desaparezcan cosas pero luego no consumimos (leáse conciertos, comercio de barrio, etc, etc,…). Seguro el próximo día 20 la pérgola del Campo Grande estará a reventar en el Véral, y luego…¡qué poquita gente hay que pague por unas entradas de conciertos!

    reply

Post a Comment