Post

  En una época en la que todavía no se habían democratizado los tatuajes, y estos eran casi propiedad privada de estrellas del rock, presos y estibadores, Winona Forever representó a toda una generación de adolescentes.   Era una frase dedicada a la

Como decía la cabecera del mítico fanzine ochentero, Madrid me mata, y a pesar de todo, me encanta. Porque siempre me recibe con buen tiempo. Porque pasear por sus calles es un placer difícilmente explicable. Porque disfrutar de unas cañas en cualquiera de