LA LLAVE LA TENDRÁS TÚ

Le oí decir el otro día a Leiva (a quién si no estos últimos días) en una entrevista, que no todos tienen la capacidad de Sabina para inventarse vidas, y que por lo tanto, cuando se compone, hay que contar la de uno mismo, con el riesgo a exponerse que eso significa. Yo no sé si...

Y UN BUEN DÍA, LAS PALABRAS LLEGARON

Hace un rato tuve una de esas conversaciones improvisadas muy interesantes que a veces da el Whatsapp; que de lo grandes que se hacen, te hacen pensar en lo fácil que hubiese sido haberlo hablado por teléfono –costumbre ésta que se está perdiendo a pasos agigantados, y de la que algún día hablaremos–. Pero no...