ASÍ NENA TENDRÉ SUERTE DE LLEGARTE A CONOCER…

Había una vez un chico, de esos con pinta de hablar poco, que un día decidió que lo suyo era la música, y en su historia quería dejar huella.
Para ello escribió tres de las mejores canciones del historia de la música española: «Rock and roll Star», «Las calles de Madrid» y «Cadillac Solitario».

Tal vez la sombra de su frontman de cabecera hizo que no sobresaliese tanto, aunque tal vez él quería que las cosas fuesen así… Al fin y al cabo, «es un chico de la calle que vive su canción. También se emborracha y llora cuando tiene depresión».
Su nombre, Sabino Méndez.

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

 

(Visto 60 veces)

Post a Comment