11 DE MARZO, NY

Estoy viendo el DVD de The Dance de mis nunca suficientemente idolatrados Fleetwood Mac –y todo por haber caído de nuevo en la versión que hacen Morgan de The Chain (ver aquí)–.

Como aquí hemos venido a jugar, me pongo a buscar si están de gira (Fleetwood Mac, no Morgan, dado que de estos últimos estoy al día y sé que hoy tocan en el Circo Price, con entradas agotadas desde hace mucho).
Veo que sí, pero sólo en Estados Unidos.
«Aún no conozco Nueva York, así que mira, no estaría mal conjugar la visita a la ciudad de la que estoy enamorado, con ver en persona a Stevie Nicks, de quien también estoy completamente enamorado».
Abro el mapa de asientos del Madison Square Garden (esto se pone interesante, porque el concierto es en la casa de esos Knicks, que a pesar de no dar más que disgustos tienen el halo de grandeza que sólo poseen unos pocos), y veo que en el primer sector quedan asientos libres. Pocos, pero como con dos tengo suficiente, me vale.
3500$ cada uno, y pago yo. Más viaje, más estancia de, qué menos una semana, y manutención, calculo que con unos 15.000€ lo hago.

Bueno, la verdad es que ahora me viene un poco mal. Acabo de iniciar un nuevo negocio. Mucho gasto y poco ingreso. Ya no pincho, y ese extra se nota… ¿Y si lo dejamos para un poco más adelante? ¿Y si esperamos a que hagan gira por Europa y nos vamos a verlos a UK? ¿Y si imploramos al Dios de la música para que vengan por fin en España?.

Ummm… De momento voy a acabar ver el vídeo entero. Luego desempolvo la colección de discos y me hago hoy una audición de esas que quitan el sentido. Y ya después de esto vemos las opciones disponibles… Venga, hacemos ese plan!!

Eso sí, durante los instantes en los que he hecho la búsqueda, he preparado la ruta, y me he imaginado cantando Landslide, Silver Spring Big Love (aunque sin Buckingham ya nunca será así) a 10 metros del escenario del Madison, he sido plenamente feliz. Y más aún con ellos sonando de fondo.
Y cosas así hacen de la imaginación la más potente arma del bienestar –aunque sea fingido–, y de la música su más complementaria compañera.

Que tengáis todos sábados como este mío, y si encima conseguís que esos planes imaginados se hagan reales, mejor.

Besos para ellas y un abrazo para los demás.
Se os quiere y lo sabéis.

 

P.D.: ¿Sabéis qué? El Dios de la música me ha escuchado con interferencias y parece ser que por lo menos vienen al Wembley Stadium en junio. Yo ya estoy haciendo el plan, y esta vez de verdad… ¿Alguien se apunta? Joe Pérez-Orive, seguro que usted andará por ahí, ¿verdad?

(Visto 92 veces)

Comments

  • 20/01/2019

    Pablo A. Herreras

    Extrañamente, escuché en modo repeat The Chain (la de Fleetwood Mac) ayer unas 7-8 veces!!! Jajajaja te estaba leyendo y no salía de mi asombro!!!
    Un abrazo fuerte Pati!

    reply

Post a Comment